El divorcio por Internet no es…

El divorcio por Internet es un hecho, aunque no vamos a hablar aquí de las condiciones de posibilidad de este hecho. Eso tendría sentido si nos hubiéramos preguntado ¿Cómo es posible el divorcio por Internet? Pregunta que tendría sentido en un blog de filosofía o de nuevas tecnologías, según el enfoque que se le quiera dar. No obstante, puesto que este es un blog jurídico y puesto que la expresión “divorcio por Internet” puede conllevar cierta confusión, merece la pena que le dediquemos aquí algunas líneas para decir lo que no es. ¿Y por qué tiene sentido decir lo que no es? Muy sencillo, porque aquello que vamos a decir que no es el divorcio por Internet es lo que cualquiera podría imaginar que es, si no cuenta con la suficiente información.

 

El divorcio por Internet no es, de ninguna manera, un procedimiento online que la administración haya puesto al servicio de los ciudadanos para que estos puedan divorciarse alegremente, solo rellenando un formulario online y, como mucho, firmándolo con un certificado digital. Es cierto que desde la Ley de divorcio de 2005 el proceso es más ágil, apareciendo la figura del divorcio exprés, pero “exprés” no tiene nada que ver con lo anterior, sino con el hecho de que no es necesario aportar razones para divorciarse, convirtiéndose el divorcio en un puro trámite administrativo.

 

En segundo lugar, el divorcio por Internet tampoco implica que usted vaya a contactar por e-mail o a través de un formulario online con un bufete de abogados y que no tenga que reunirse con ellos. En realidad, aquí hay algo de correcto. En efecto, para la mayor parte de los trámites no necesitará reunirse con su abogado, sin embargo tendrá que reunirse con él al menos una vez.

 

El divorcio por Internet tampoco implica que pueda celebrarse un juicio online, algo así como un e-juicio, a modo del e-learning. En primer lugar, el que pueda usted hacer parte de los trámites de divorcio a través de la red, implica que usted no se divorcia por lo contencioso, sino que su divorcio es de mutuo acuerdo. En segundo lugar, actualmente la legislación española no contempla los e-juicios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies