Los abogados de familia afectados por la crisis: ya hay más despidos que divorcios

Los abogados de familia, al igual que el resto de las empresas de todos los sectores económicos del país, nos vemos afectados p0r la crisis económica tan dramática que estamos viviendo desde hace más de cinco años. Al menos así pinta el panorama la prensa.  En efecto, a día de hoy las cuestiones relativas al derecho de los trabajadores, tales las indemnizaciones por despido, los despidos improcedentes, el derecho a cobrar el paro, etc. son las reinas del cotarro jurídico, habiendo hecho bajar posiciones a  los casos de divorcio. De hecho, tanto es así que algunos colegas nuestros ya están pensando en cambiar de especialidad… No, es broma. En realidad no sabemos de abogados de familia que quieran cambiar de especialidad debido al impacto de la crisis económica. Sea como fuere, lo cierto es que la crisis está afectando a toda la sociedad, abogados de familia incluidos. No obstante hay que hacer algunas aclaraciones al respecto, para que la información aparecida en la prensa sea correctamente interpretada.

Los abogados de familia y la tradición

Tradicionalmente los divorcios y las herencias eran las cuestiones que más llevaban a las personas a los despachos de los bufetes de abogados, tanto de abogados de familia como de abogados especialistas en herencias. Sin embargo, en la actualidad las consultas acerca de cuestiones laborales han desbancado a las anteriores. Así nos encontramos con que lo que mayoritariamente consultan los españoles cuando visitan un despacho de abogados son asuntos relativos al derecho laboral. Ahora bien, ¿qué significado tiene esto, exactamente? Es lo que vamos a tratar de elucidar a continuación.

Abogados de familia y cuestiones circunstanciales

El aumento de las consultas por asuntos laborales es un hecho circunstancial. En efecto, debido a la grave crisis económica y a la famosa reforma laboral, la quiebra de empresas y el número de despidos se han disparado, de modo que cada día es un número de personas muy grande las que pierden su empleo, con el consecuente aumento en la demanda de servicios jurídicos relacionados. Es decir, la gente se sigue divorciando más o menos igual que siempre, sin embargo está perdiendo el empleo con una celeridad nunca antes vista. Esta dramática situación tendrá que parar en algún momento, lo cual no implica que se vaya a crear empleo, sino que debe llegar un nivel en el que no se puedan perder más empleos. Pero esto se sale de nuestra competencia como abogados de familia.

Sea como fuere, con crisis económica o sin ella, si estás pensando en divorciarte o en la separación, no dudes en contactar con nosotros. Somos expertos abogados de familia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies