Normativa sobre la separación conyugal

Separación Conyugal: Normativa

Los abogados de separaciones no son especialistas exclusivamente en separaciones. También lo son en divorcios. Sea como fuere, si que es cierto que hay diferencias entre una separación y un divorcio. Una de ellas es fundamental.  Lo que diferencia la separación del divorcio es que en el segundo caso hay una ruptura del vínculo matrimonial, mientras que en el segundo no. Cuando se produce una separación, tal y como su nombre indica, los cónyuges se separan físicamente, previo aviso al Juez. Aunque esta diferencia no supone que los profesionales de la materia sean diferentes, si que suponen una diferencia en materia jurídica, regulándose los procesos de divorcio y separación de forma distinta, tal y como nos encontramos en los capítulos VII y VIII del Código Civil y en la nueva redacción de los artículos que conforman estos capítulos que aparece en la Ley 15/2005, de 8 de julio, por la que se modifican el Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento Civil en materia de separación y divorcio.

La separación y el divorcio no son lo mismo.

En este post vamos a centrarnos en la normativa que regula la separación, tal y como aparecen en la última ley mencionada en el párrafo precedente. No obstante, como es costumbre, le recomendamos siempre acudir a un abogado separaciones. Dicho esto, pasamos ya a ver la normativa que regula la separación en España, según quedan redactados los artículos que constituyen el capítulo VII del Código Civil, titulado “De la separación”, en la Ley 15/2005, de 8 de julio, por la que se modifican el Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento Civil en materia de separación y divorcio.

El artículo 81, en su nueva redacción, dice que la separación ha de decretarse judicialmente, independientemente de cómo se celebrara el matrimonio.  Esta se hará “petición de ambos cónyuges o de uno con el consentimiento del otro, una vez transcurridos tres meses desde la celebración del matrimonio”. Deberá de acompañarse con una propuesta de convenio regulador redactada conforme a derecho. Puede hacerse cuando un solo cónyuge lo solicite y, el plazo de los tres meses de transcurso del matrimonio se excluye cuando “se acredite la existencia de un riesgo para la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o libertad e indemnidad sexual del cónyuge demandante o de los hijos de ambos o de cualquiera de los miembros del matrimonio”.

El texto del artículo 82 desaparece en la nueva redacción. En artículo 83, por su parte, permanece tal y como está en el Código Civil. Este es el artículo en función del cual cesa “la vida en común de los casados”, incluida la posibilidad de vincular bienes al otro cónyuge. Nótese que se dice es que se pone fin a la vida en común del matrimonio, pero no al vínculo matrimonial mismo.

El artículo 84 del Código Civil modifica únicamente la redacción del primer párrafo, según el cual queda regulada la reconciliazión de la pareja. En virtud de este, la separación pierde todos sus efectos. No obstante, cada cónyuge debe avisar la nueva situación al juez. Esto deben hacerlo por separado.

 Para cualquier consulta con abogados separaciones, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

© Imagen: es.over-blog.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies