¿Qué será de mí si me divorcio?

Teniendo en cuenta la precaria situación económica por la que pasamos actualmente en nuestro país, es muy posible que nos encontremos ante la siguiente situación: que queramos divorciarnos, pero que temamos hacerlo, puesto que la situación económica por la que pasamos nos dejaría en una situación lamentable, no ya por los gastos que esto pueda suponer, sino por el hecho de nuestra situación económica pudiera quedar deteriorada con respecto a la misma dentro del matrimonio. Y es que, como animales previsores que somos, es natural tener tales temores. En estos casos las dudas se disipan con rapidez, con solo consultarlo con un abogado matrimonialista. A este respecto nosotros contamos con los mejores abogados matrimonialistas de Madrid.

compensación-divorcio

Pero para abrir boca, adelantaremos aquí que la ley prevé estas situaciones. En efecto, en la Ley 15/2005, de 8 de julio, por la que se modifican el Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento Civil en materia de separación y divorcio, aparece una nueva redacción del artículo 97 del Código Civil. Según aparece aquí redactado este artículo, “el cónyuge al que la separación o el divorcio produzca un desequilibrio económico en relación con la posición del otro, que implique un empeoramiento en su situación anterior en el matrimonio, tendrá derecho a una compensación que podrá consistir en una pensión temporal o por tiempo indefinido, o en una prestación única, según se determine en el convenio regulador o en la sentencia”. Bien, queda claro que tendríamos derecho a que el divorcio no nos empobreciera, diciéndolo con cierta crudeza.

Ahora bien, queda pendiente el tema de la cuantía de la compensación económica. Pudiera darse el caso de que existiera un acuerdo entre los cónyuges. Eso sería lo deseable. Pero lo deseable rara vez ocurre, así que es muy probable, y más en estos días, que al final tenga que tomar la decisión algún juez. Si esto es así, la misma redacción del artículo 97 del Código Civil que aparece en el texto de la Ley 15/2005, y que sustituye a la anterior, recoge una serie de criterios que habrá de tener en cuenta el juez. Hay 8 circunstancias personales que ha de tener en cuenta el juez a la hora de determinar la cuantía de esta compensación. Igualmente, hay una novena que no es en sí misma una circunstancia, sino que deja al juez criterio para observar otras circunstancias posibles que no aparecen recogidas en esta redacción del texto.

Si te ves en esta situación no dudes en contactar con nosotros. Con la ley en la mano haremos valer tus derechos.

© Imagen: blog.notin.net

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies