Abogado matrimonialista y desatención familiar

Cualquier abogado matrimonialista sabe que la desatención familiar va en aumento. Y es que la actual crisis económica que nos ataca, así como las altas tasas de desempleo que estamos sufriendo hacen imposible que los padres puedan pagar las pensiones de sus hijos. Por supuesto, a la par que han aumentado los casos de desatención familiar han aumentado las denuncias a causa de ello. Muchos padres no tienen ingreso alguno, otros únicamente cobran los 400 euros del más que lamentablemente famoso plan prepara.

Abogado matrimonialista: cuando la ley no responde a la realidad

Si un abogado matrimonialista u otro profesional del ámbito jurídico nos dice que la legislación vigente responde a la actualidad, nuestro deber moral es reírnos en su cara y dudar de su profesionalidad. Actualmente, la legislación, tanto en el ámbito de los divorcios y las separaciones tanto como la que regula otros ámbitos de la vida, no responde a nuestra realidad. De este modo, el aumento de demandas contra los padres que no pueden hacer frente a la pensión de sus hijos, en contra de su voluntad la mayoría de las veces, es alarmante. Asimismo, este aumento de las demandas ha conllevado un aumento de las sentencias condenatorias contra estos padres, empeorando la situación que les impedía pagar.

Sencillamente, nuestro Código Civil ni nuestro Código Penal ni la inmensa mayoría de nuestras leyes prevén un escenario como el que estamos viviendo en la actualidad. La aplicación de estas leyes desfasadas con respecto a la situación real tiene un impacto demasiado grave, hasta tal punto que provoca un empeoramiento de la situación.

Abogado matrimonialista y soluciones de andar por casa

Dado que los políticos son unos inútiles, cuando se trata de solucionar problemas de la categoría de los que estamos tratando aquí, es en los propios juzgados donde se está poniendo algún parapeto a esta situación, si bien este es insuficiente. En efecto, lo que se viene observando desde hace un tiempo hacia acá es que las condenas se han suavizado bastante. Además, se observa una tendencia a la modificación de las pensiones, tirando siempre a la baja, de modo que se aproximen a la situación real lo máximo, dentro de lo legalmente posible.

Abogado matrimonialista y olfato

Por supuesto, no todos los casos de desatención familiar pueden ser atribuidos a la crisis económica y a la mala situación del padre. Aquí hemos de echar mano de nuestro olfato, tanto el abogado matrimonialista, como el fiscal y el juez para distinguir a los espabilados de las personas que quisieran pagar pero su situación económica se lo impide. No obstante, listos ha habido siempre, de modo que es probable que el aumento de la desatención familiar se explique más por la crisis económica que por la picaresca.

Consulte con un abogado matrimonialista si le corresponde alguna pensión

Un abogado matrimonialista tiene la respuesta más docta en caso de divorcios. Tal vez no sea infalible, pero está fundamentada. Es por esto que, antes de hacer presuposiciones, es mejor consultar con él en materia de pensiones por divorcio. De estas hay varios tipos, aunque aquí vamos a hablar de dos: la pensión compensatoria y la pensión indemnizatoria. No se trata de la misma pensión y se reciben bajo distintos supuestos. Correspondería a un abogado matrimonialista, en cualquier caso, determinar por cuál hay que luchar, sobre la base de las circunstancias particulares de su cliente. Sea como fuere, vamos a ver en lo que sigue cada una de estas pensiones.

 

1. Pensión compensatoria

 

Según el artículo 97 del Código Civil, y sus posteriores redacciones, el cónyuge que sufra un desequilibrio económico causado por una separación o divorcio, tiene derecho a recibir una pensión compensatoria, siempre que su situación empeore con respecto a su situación durante el matrimonio. Allí se establecen una serie de circunstancias, 8 son las que se concretan explícitamente, que habrán de tenerse en cuenta a la hora de fijar la pensión en la resolución judicial.

En este mismo artículo se establece que será en la resolución judicial en la que se establecerán las bases para la actualización de la pensión, así como las garantías para que esta se haga efectiva y la cuantía de la misma.

En la nueva redacción del artículo 97, en la de la Ley 15/2005, de 8 de julio, por la que se modifican el Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento Civil en materia de separación y divorcio se hace especial hincapié al carácter temporal de esta pensión.

Si cree que está en condiciones de recibir esta pensión le aconsejamos que deje su caso en manos de un abogado matrimonialista.

 

2. Pensión indemnizatoria

 

El artículo 1.438 del Código Civil también prevé esta pensión indemnizatoria. Esta se aplica para matrimonios en régimen económico de separación de bienes. En este caso, el cónyuge que haya trabajado para el mantenimiento de la casa habrá contribuido con su trabajo a las cargas familiares, por lo que tendrá “derecho a obtener una compensación”. Cuando los cónyuges no lleguen a un acuerdo, entonces corresponderá al Juez fijarla.

Del mismo modo que en el caso anterior, si esta es su situación le recomendamos que consulte con un abogado matrimonialista.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies